Resiliencia ante la adversidad

March 6, 2018

 

Esta mañana he asistido a la conferencia en el Centro Garrigues de mi amigo y antiguo profe, Carlos Hernández. Ha sido fabuloso escuchar de nuevo a Carlos, sobre algo tan fundamental en nuestras vidas como es incorporar el concepto de resiliencia. Nos ha invitado a dar un emocionante paseo, revisando las características que aglutinan la

 

 

resiliencia. Javier Urra dixit. Con sentido del humor, con optimismo inteligente y con esperanza. Cuidar y mimar nuestras relaciones y habilidades sociales. Trabajando la aceptación y la adaptación. Sin olvidar la inteligencia emocional y el control interno. Recordando los valores, los principios y la ética y finalmente la congruencia, el ser auténtico. El ser coherente con uno mismo. Me ha encantado su enfoque en cómo dar malas noticias, con tiempo, con espacio y con ternura y con transparencia. Cómo gestionar la incertidumbre es todo un arte, y cuando uno por fin empieza a aceptar la realidad, es cuando puedes verdaderamente asumir lo que hay. Me gusta como utiliza el símil de vivir estas experiencias como una carrera de fondo. Pocas, cortas y buenas metas. Y me ha entusiasmado como ha narrado el verdadero sentido de "acompañar" del latín, de compartir el pan. De estar-estando. De escuchar con todo tu ser, con empatía y desde lo mas profundo del corazón del otro, de su sentir y su pensar y como no, con respeto. Acepto al otro tal cual es. Sin filtros. Si no escuchamos, ni empatizamos ni respetamos al otro, el vínculo se acaba por romper... Carlos, con mucha sensibilidad, nos ha hablado de la fortaleza que te da disponer de una red social que te proteja y te apoye, de la distribución de roles. De como cada uno aporta lo que tiene, y de que hay ser valiente para pedir ayuda. También nos ha recordado que informar adecuadamente es fundamental y ojito con la conspiración del silencio. Nos ha recordado que, a pesar de las circunstancias, la esperanza es potentísima y que podemos ocuparnos de lo que sí está en nuestra mano. Del famoso "locus del control" y que es más eficaz enfocar nuestra energía en lo que sí puedo hacer. Y como colofón, nos ha recordado lo vital que es preparar el final. Vivir en plenitud, con todo el equipo (bueno, malo y regular) tener nuestras mochilas preparadas, con lo más sólido al fondo. Ocuparnos de tener nuestros deberes físicos arreglados, testamento vital, seguros médicos, contraseñas, y más profundos, nuestros deberes emocionales, cerrar heridas abiertas, conversaciones pendientes, procurar no dejar cadáveres por ahí y sobre todo, aprender a dejar ir. Aprender a vivir el duelo. Aprender a hacer despedidas dignas, con tiempo, con cariño, con ternura. Aprender a morir para poder vivir bien. Millones de gracias Carlos por ser como eres. 

PD. Os recomiendo su libro "Un intruso en la familia" si queréis profundizar un poco más en la materia. 

Abrazos, 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Orgullo de alumnos: mindmaps

May 12, 2018

1/4
Please reload

Entradas recientes

September 24, 2018

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags